Método comparativo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación , búsqueda
Mapa lingüístico que representa un modelo de árbol de las lenguas romances basados ​​en el método comparativo. Aquí el árbol se ha vuelto como un diagrama de Venn sin subáreas superpuestas. El modelo de onda permite que las regiones se solapan.

En lingüística , el método comparativo es una técnica para el estudio del desarrollo de las lenguas mediante la realización de una comparación de la característica por característica de dos o más idiomas con ascendencia común de un ancestro común, en contraposición con el método de reconstrucción interna , que analiza el interior el desarrollo de un lenguaje único en el tiempo. [1] Por lo general ambos métodos se utilizan conjuntamente para reconstruir las fases prehistóricas de idiomas, para llenar los vacíos en el registro histórico de una lengua, para descubrir el desarrollo de los sistemas lingüísticos fonológicas, morfológicas, y otros, y para confirmar o refutar la hipótesis de las relaciones entre las lenguas.

El método comparativo se desarrolló durante el siglo 19. Contribuciones fundamentales fueron hechas por los eruditos danés Rasmus Rask y Karl Verner y el erudito alemán Jacob Grimm . El primer lingüista que ofrecer formas reconstruidas de una proto-lengua era agosto Schleicher , en su Compendium der vergleichenden Grammatik der indogermanischen Sprachen, publicado originalmente en 1861. [2] Esta es la explicación de por qué se ofreció formas reconstruidas de Schleicher: [3]

En el presente trabajo se hace un intento de exponer el lado lengua original indoeuropea inferido a lado con sus lenguas derivadas realmente existentes. Además de las ventajas que ofrece este plan, al establecer de inmediato ante los ojos de los estudiantes los resultados finales de la investigación en una forma más concreta, y haciendo así más fácil su comprensión de la naturaleza de determinadas lenguas indoeuropeas, hay, pensar, otra de no menor importancia adquirida por el mismo, a saber, que muestra la falta de fundamento de la hipótesis de que las lenguas indoeuropeas no indígenas se derivaron de Old-India (sánscrito).

Varios lingüistas han visto estos idiomas Norte de Eurasia como parte de:

Demostrar relación genética [ fuente de edición | edit ]

El método comparativo tiene como objetivo demostrar que dos o más históricamente atestiguada idiomas son descendientes de un único proto-lenguaje mediante la comparación de las listas de cognados términos. A partir de ellas, se establecen correspondencias de sonidos regulares entre las lenguas, y una secuencia de regulares sonido cambia a continuación, se pueden postular, que permite que el proto-lengua para ser reconstruido . Relación se considera seguro sólo si al menos una reconstrucción parcial del ancestro común es factible , y si correspondencias sonoras regulares se pueden establecer similitudes con posibilidad descartada.

Terminología [ edit fuente | edit ]

Descenso se define como la transmisión a través de las generaciones: los niños aprenden una lengua de la generación de los padres y después de ser influenciados por sus pares transmiten a la generación siguiente, y así sucesivamente. Por ejemplo, una cadena continua de los altavoces a través de los siglos une latín vulgar a todos sus descendientes modernos.

Dos lenguas genéticamente relacionadas, si descienden de la misma lengua antepasado . [4] Por ejemplo, Español y Francés ambos provienen de América y por lo tanto pertenecen a la misma familia, las lenguas romances . [5]

Sin embargo, es posible que los idiomas que tienen diferentes grados de parentesco. Inglés , por ejemplo, se relaciona tanto con Alemania y Rusia , pero está más estrechamente relacionado con el primero que es el último. Aunque los tres idiomas comparten un ancestro común, Proto-Indo-Europea , Inglés y Alemán también comparten más reciente antepasado, común Proto-Germánico , mientras que el ruso no. Por lo tanto, Inglés y alemán se considera que pertenecen a un subgrupo diferente, las lenguas germánicas . [6]

Retenciones compartidas por la lengua madre no son pruebas suficientes de un sub-grupo. Por ejemplo, como resultado del fuerte endeudamiento del árabe al persa , persa moderno, de hecho, lleva más de su vocabulario del árabe que de su antecesor directo, Proto-Indo-Iraní . [7] La división de lenguas relacionadas en sub-grupos es mayor seguridad llevada a cabo por la búsqueda de innovaciones lingüísticas compartidas de la lengua madre.

Origen y desarrollo del método [ fuente de edición | edit ]

Portada de 1770 el trabajo de Sajnovic.

Idiomas se han comparado desde la antigüedad. Por ejemplo, en el siglo primero antes de Cristo los romanos eran conscientes de las similitudes entre el griego y el latín, que explicaron mitológicamente, como resultado de Roma de ser una colonia griega que habla un dialecto degradado. En el siglo noveno o décimo, Yehuda ibn Quraysh comparó la fonología y la morfología del hebreo, arameo y árabe, pero lo atribuyó parecido con la historia bíblica de Babel, con Abraham, Isaac y José retener el lenguaje de Adán, con otras lenguas en diversas supresiones cada vez más alteradas del original hebreo. [8]

En las publicaciones de 1647 y 1654, Marcus van Boxhorn descrita por primera vez una metodología rígida para las comparaciones lingüísticas históricas [9] y ha propuesto la existencia de un indoeuropeo proto-lengua (que él llamó "escita") relacionado con el hebreo, pero ancestral germánica , griega, Romance, persa, sánscrito, lenguas eslavas, celtas y bálticos. La teoría escita fue desarrollado por Andreas Jäger (1686) y William Wotton (1713), que hizo primeras incursiones de reconstruir este lenguaje común primitivo. En 1710 y 1723, Lambert ten Kate formuló por primera vez la regularidad de las leyes fonéticas , introduciendo, entre otros, la expresión vocal de raíz . [9]

Otro intento sistemático de principios para demostrar la relación entre los dos idiomas, sobre la base de similitud de la gramática y el léxico fue realizado por el húngaro János Sajnovics en 1770, cuando trató de demostrar la relación entre los sami y Hungría (obra que luego se extendió a la totalidad familia lingüística ugrofinesa en 1799 por su compatriota Samuel Gyarmathi ), [10] Sin embargo, el origen de la moderna lingüística histórica a menudo se remonta a Sir William Jones , un Inglés filólogo que vive en la India , que en 1786 hizo su famosa observación: [11 ]

"La lengua sánscrita , cualquiera que sea su antigüedad, es de una estructura maravillosa, más perfecto que el griego , más copiosa que el latín y más exquisitamente refinada que sea, sin embargo, lleva a ambos una afinidad más fuerte, tanto en las raíces de verbos y las formas de la gramática, que posiblemente podrían haber sido producidas por accidente, tan fuerte en efecto, que ningún filólogo podría examinarlos los tres, sin creer que se han originado a partir de una fuente común, que, tal vez, ya no existe. Hay una razón similar, aunque no tan forzada, para suponer que tanto el Gothick y la Celtick , aunque mezclado con un lenguaje muy diferente, tenían el mismo origen con el sánscrito, y el viejo persa podría ser añadido a la misma familia. "

El método comparativo se desarrolló a partir de los intentos de reconstruir el proto-idioma mencionado por Jones, que no nombró, pero los lingüistas posteriores nombre Proto-Indo-Europea (PIE). La primera comparación profesional entre las lenguas indoeuropeas conocidas entonces fue hecha por el lingüista alemán Franz Bopp en 1816. A pesar de que no intentó una reconstrucción, demostró que el griego, el latín y el sánscrito comparten una estructura común y un léxico común. [12] Friedrich Schlegel en 1808 declaró por primera vez la importancia del uso de la forma mayor posible de una lengua cuando se trata de demostrar su relaciones, [13] en 1818, Rasmus Rask cristiana desarrolló el principio de los cambios de sonido regulares para explicar sus observaciones de las similitudes entre las palabras individuales en las lenguas germánicas y sus cognados en griego y en latín. [14] Jacob Grimm - mejor conocido por su Hada cuentos - en Deutsche Grammatik (publicados desde 1819 hasta 1837 en cuatro volúmenes) hacen uso del método comparativo en el intento de mostrar el desarrollo de las lenguas germánicas de un origen común, el primer estudio sistemático de diacrónica . cambiar idioma [15]

Tanto Rask y Grimm fueron incapaces de explicar aparentes excepciones a las leyes racionales de que habían descubierto. Aunque Hermann Grassmann explicó una de estas anomalías con la publicación de la ley de Grassmann en 1862, [16] fue Karl Verner quien en 1875 hizo un gran avance metodológico cuando identificó un patrón ahora se conoce como la ley de Verner , la primera ley de sonido basado en la evidencia comparativa mostrando que un fonológico cambio en un fonema puede depender de otros factores dentro de la misma palabra, como los fonemas vecinos y la posición del acento , [17] que ahora se llama ambientes acondicionado.

Descubrimientos similares hechas por el Junggrammatiker (usualmente traducido como neogramáticos ) en la Universidad de Leipzig a finales de 1800 llevó a la conclusión de que todos los cambios de sonido eran en última instancia regular, dando lugar a la famosa afirmación de Karl Brugmann y Hermann Osthoff en 1878 que "las leyes de sonido no tienen excepciones ". [18] Esta idea es fundamental para el método comparativo moderna, ya que el método supone necesariamente correspondencias regulares entre los sonidos de lenguas emparentadas, y los cambios de sonido tanto regulares de la proto-lengua. Esta hipótesis neogramático llevó a la aplicación del método comparativo para reconstruir Proto-Indo-Europea , con indoeuropea siendo en ese momento, con mucho, la familia de lenguas más bien estudiados. Los lingüistas que trabajan con otras familias de naipes pronto siguieron, y el método comparativo se convirtió rápidamente en el método establecido para el descubrimiento de las relaciones lingüísticas. [10]

Aplicación [ fuente de edición | edit ]

No existe una serie de pasos a seguir en la aplicación del método comparativo, pero Lyle Campbell sugiere algunos pasos básicos [19] y también lo hace Terry Crowley , [20] , que son los dos autores de los textos introductorios de la lingüística histórica. El resumen abreviado a continuación se basa en los conceptos de cómo proceder.

Paso 1, montar listas potenciales afines [ fuente de edición | edit ]

Este paso consiste en hacer una lista de palabras que son posibles cognados entre las lenguas que se comparan. Si hay una coincidencia regularmente recurrente entre la estructura fonética de las palabras básicas con significados similares, un parentesco genético probablemente pueda establecerse. [21] Por ejemplo, mirando a las familias polinesias lingüistas podría llegar a una lista similar a la siguiente (una lista realmente utilizados por ellos sería mucho más larga): [22]

Brillo uno dos tres cuatro cinco hombre mar tabú pulpo canoa entrar
Tonga taha ua tolu nima Tanata Tahi tapu feke Vaka
Samoa Tasi lua tolu lima Tanata tai tapu feʔe vaʔa ulu
Māori Tahi rua Toru ɸā rima Tanata tai tapu ɸeke waka uru
Rapanui -Tahi -Rua -Toru -Ha -Rima Tanata tai tapu heke Vaka uru
Rarotongan taʔi rua Toru ʔā rima Tanata tai tapu ʔeke Vaka uru
Hawaiano kahi lua kolu lima canaca kai kapu heʔe waʔa ulu

Préstamos o falsos cognados podrían sesgar u oscuro los datos correctos. [23] Por ejemplo, Inglés tabú ([tæbu]) es como las seis formas polinesias debido a los préstamos de Tonga en Inglés, y no debido a una similitud genética. [24] Este problema se puede resolver mediante el uso de un vocabulario básico, tales como los términos de parentesco, números, partes del cuerpo, los pronombres y otros términos básicos. [25] Sin embargo, incluso el vocabulario básico puede ser a veces prestado. finlandés , por ejemplo, tomó prestada la palabra " madre ", Aiti, de estilo gótico aiþei. [26] Si bien Inglés prestado el pronombre "ellos", "ellos", y "su (s)" de los nórdicos , [27] Thomason y Everett argumentan [28] que Pirahã , un Muran lengua de América del Sur para el que se hacen una serie de afirmaciones polémicas, [29] prestado todos sus pronombres de Nhengatu . [30]

Paso 2, establecer series de correspondencias [ fuente de edición | edit ]

El siguiente paso es determinar las correspondencias de sonidos regulares exhibidos por los potenciales listas de cognados. La mera similitud fonética, entre Inglés y día Latina matrices (ambos con el mismo significado), no tiene valor probatorio. [31] Inglés initial d-no coincide con regularidad América d-, [32] y lo partidos esporádicos se pueden observar son ya sea debido al azar (como en el ejemplo anterior) o para los préstamos (por ejemplo, América Diabolus y Inglés devil, tanto en última instancia, de origen griego [33] ). Inglés y América hacen exhibir una correspondencia regular de t-:-d [32] (donde la notación "A: B" significa "A corresponde a B"), por ejemplo, [34]

Inglés t en t wo t ow t ongue t ooth
Latín d ecem d uo d UCO d ingua d ent-

Si hay muchas series de correspondencias regulares de este tipo (cuanto más mejor), entonces un origen común se convierte en una certeza virtual, especialmente si algunas de las correspondencias no son triviales o poco común. [21]

Paso 3, descubrir qué juegos están en distribución complementaria [ fuente de edición | edit ]

Durante finales de los años 18 al siglo 19, dos acontecimientos importantes mejoraron la eficacia del método.

En primer lugar, se encontró que muchos cambios de sonido están condicionadas por un contexto específico. Por ejemplo, tanto en griego y sánscrito , un aspirado parada convertido en una no aspirada, pero sólo si el segundo aspirado ocurrió más tarde en la misma palabra, [35] esto es la ley de Grassmann , descrita por primera vez por el sánscrito en sánscrito gramático Pāṇini [36] y promulgado por Hermann Grassmann en 1863.

En segundo lugar, se encontró que los cambios de sonido a veces se produjeron en contextos que luego se perdieron. Por ejemplo, en sánscrito velares (k-como sonidos) fueron sustituidos por palatales (como sonidos CH-) cada vez que el siguiente vocal fue * i o * e. [37] Con posterioridad a este cambio, todas las instancias de * e se sustituye por una . [38] La situación habría sido no reconstruible, no tenía ni la distribución original de correo y un estado recuperable de la evidencia de otras lenguas indoeuropeas . [39] Por ejemplo, América Que sufijo, "y", conserva el original * correo vocal que causó el cambio de acuerdo en sánscrito:

1. * Ke Pre-sánscrito "y"
2. * Ce Velars reemplazados por palatales antes de i * y * e
3. California La forma sánscrita compulsada. * E ha convertido en un

La ley de Verner , descubierto por Karl Verner en aproximadamente 1875, es un caso similar: la sonoridad de las consonantes en lenguas germánicas se sometieron a un cambio que se determina por la posición del antiguo indoeuropeo acento . Tras el cambio, el énfasis cambió a la posición inicial. [40] Verner resuelto el rompecabezas, comparando el patrón de sonorización germánica con el griego y los patrones de acento sánscritos.

Esta etapa del método comparativo, por lo tanto, implica el examen de la correspondencia establece descubierto en el paso 2 y ver cuál de ellos se aplican sólo en ciertos contextos. Si dos conjuntos (o más) se aplican en distribución complementaria , pueden ser asumidas para reflejar un ejemplar único fonema : "algunos cambios de sonido, sonido cambia todo de Aire, pueden dar lugar a una proto-sonido que se está asociado con más de un conjunto correspondencia". [41]

Por ejemplo, la siguiente lista afín potencial puede ser establecido para las lenguas romances , que descienden de América :

Italiano Español Portugués Francés Brillo
1. corpo Cuerpo corpo cuerpo cuerpo
2. crudo crudo cru cru crudo
3. cadena Cadena Cadeia chaîne cadena
4. cacciare cazar CACAR chasser para cazar

Se evidencian dos conjuntos correspondencia, k: k y k: ʃ :

Italiano Español Portugués Francés
1. k k k k
2. k k k ʃ

Desde ʃ francesa sólo se produce antes de que un donde los otros idiomas también tienen una, mientras que el francés k se produce en otras partes, la diferencia se debe a diferentes entornos (post-inicial o un no-a) [ aclarar ] y los conjuntos son complementarios. Por lo tanto, se puede suponer que reflejar un proto-fonema único (en este caso * k, <c> escrito en latín ). [42] El texto original está corpus, crudus, Catena y captiare, todo con un k-sonido inicial. Si se les dio más evidencia a lo largo de estas líneas, se podría concluir a una alteración de la k original debido a un entorno diferente.

Un caso más complejo consiste en grupos de consonantes en Proto-Algonquian . El Algonquianist Leonard Bloomfield utiliza los reflejos de los grupos en cuatro de las lenguas hijas para reconstruir las siguientes series de correspondencias: [43]

Ojibwe Meskwaki Cree de los llanos Menomini
1. kk hk hk hk
2. kk hk sk hk
3. sk hk sk t͡ʃk
4. ʃk ʃk sk sk
5. sk ʃk hk hk

A pesar de todas las cinco series de correspondencias se superponen unos con otros en varios lugares, que no están en distribución complementaria, y por lo Bloomfield reconocieron que un clúster diferente debe ser reconstruida para cada conjunto; sus reconstrucciones fueron, respectivamente, * hk, xk *, * CK ( = [t͡ʃk]), * SK (= [ʃk]) y CK (donde 'x' y 'C' son símbolos arbitrarios, no intenta adivinar el valor fonético de la proto-fonemas). [44]

Paso 4, la reconstrucción de proto-fonemas [ edit fuente | edit ]

Tipología ayuda a la hora de decidir lo que mejor se adapte a la reconstrucción de los datos. Por ejemplo, la sonorización de las oclusivas sordas entre vocales es común, pero no es el ensordecimiento de voz se detiene allí. Si una correspondencia-t-:-d-entre vocales se encuentra en dos idiomas, el proto- fonema es más probable que sea *-t-, con un desarrollo de la forma expresada en el segundo idioma. La reconstrucción contrario sería crear un tipo raro.

Sin embargo, los cambios de sonido inusuales ocurren. El Proto-Indo-Europea palabra para dos, por ejemplo, es reconstruida como * DWO, que se refleja en armenio clásico como Erku. Varios otros cognados demuestran un cambio regular * dw-→ ERK en armenio. [45] Del mismo modo, en Bearlake, un dialecto de la lengua de Athabaskan de Slavey , ha habido un cambio de sonido del Proto-Athabaskan * ts → Bearlake k ʷ. [ 46] Es muy poco probable que * dw-cambiados directamente en erk-y * ts en k ʷ, sino que deben haber pasado por varias etapas intermedias para llegar a las formas posteriores. No es la similitud fonética que importa cuando se utiliza el método comparativo, pero las correspondencias sonoras normales. [31]

Por el principio de la economía , la reconstrucción de un proto-fonema debe requerir algunos cambios de sonido como sea posible para llegar a los reflejos modernos en las lenguas hijas. Por ejemplo, los idiomas algonquinos presentan el siguiente conjunto correspondencia: [47] [48]

Ojibwe Míkmaq Cree Munsee Blackfoot Arapaho
m m m m m b

La reconstrucción más simple para este conjunto sería o bien m * o * b. Ambos * mb y b *m es probable. Debido a que m se produce en cinco de los idiomas, y b en una sola, si b * es reconstruida, entonces es necesario asumir cinco cambios separados de b *m, mientras que si * m se reconstruye, sólo es necesario asumir una solo cambio de * mb. * m sería más económico. (Este argumento supone que los idiomas distintos del Arapaho son al menos en parte, independientes uno de otro. Si todos ellos forman un subgrupo común, el desarrollo * bm sólo tendría que ser asumido que ha ocurrido una vez.)

Paso 5, examinar el sistema reconstruido tipológicamente [ fuente de edición | edit ]

En el último paso, el lingüista comprueba cómo los proto- fonemas se ajustan a las conocidas limitaciones tipológicas . Por ejemplo, en un sistema hipotético,

p t k
b
n ŋ
l

sólo hay una oclusiva sonora , b *, y aunque no es un alveolar y velar nasal , y * n * n, no hay ninguna que corresponde nasal labial . Sin embargo, las lenguas en general (aunque no siempre) tienden a mantener la simetría en sus inventarios fonológicos. En este caso, el lingüista podría intentar encontrar pruebas de que lo que fue reconstruida anterior como * b * es, de hecho, m, o que el * n * y n son, de hecho, d * y * g.

Incluso un sistema simétrico puede ser tipológicamente sospechoso. Por ejemplo, el tradicional Proto-Indo-Europea inventario parada es: [49]

Labiales Dentals Velars Labiovelars Palatovelars
Sin voz p t k k ʷ k ʲ
Expresado (B) d g ɡ ʷ ɡ ʲ
Expresado de aspiración b ʱ d ʱ ɡ ʱ ɡ ʷ ʱ ɡ ʲ ʱ

Una fila de aspiración sin voz anterior fue removido por razones de insuficiencia de pruebas. Desde mediados del siglo 20, un número de lingüistas han argumentado que esta fonología es inverosímil, [50] que es muy poco probable que un lenguaje tenga una voz aspirada ( voz entrecortada series) sin la correspondiente serie aspirada sorda. Una posible solución fue proporcionada por Thomas Gamkrelidze y Vyacheslav V. Ivanov , quien argumentó que la serie tradicional reconstruido tan claro expresado de hecho debería ser reconstruida como glotalizado - ya sea implosiva (ɓ, ɗ, ɠ) o ejective (p, t, k) . La serie aspirado llanura sorda y sonora tanto, sería reemplazado por solo sorda y sonora, con la aspiración de ser una cualidad no distintivos de ambos. [51] Este ejemplo de la aplicación de la tipología lingüística de la reconstrucción lingüística ha dado a conocer como la Teoría Glottalic . Cuenta con un gran número de partidarios, pero no se acepta en general. [52] Como alternativa, se restauró la fila aspirada sorda.

La reconstrucción de proto-suena lógicamente precede a la reconstrucción de gramaticales morfemas (palabras que forman afijos y terminaciones flexivas), los patrones de declinación y conjugación , y así sucesivamente. La reconstrucción completa de un protolenguaje no registrado es una tarea abierta.

Limitaciones [ fuente de edición | edit ]

Problemas con la historia de la lingüística histórica [ fuente de edición | edit ]

Las limitaciones del método comparativo fueron reconocidos por los propios lingüistas que lo desarrollaron, [53] pero todavía es visto como una herramienta valiosa. En el caso de Indo-Europea, el método parecía al menos parcialmente validar la centenaria búsqueda de una Ursprache , el idioma original del Jardín del Edén , de la cual todos los demás no asignados por Dios en la confusión resultante de la construcción del Torre de Babel descendió. Se presume que estos otros ordenados en un árbol de la familia , convirtiéndose en el modelo de árbol de los neogramáticos .

Los arqueólogos hicieron lo mismo, tratando de encontrar pruebas arqueológicas de una cultura o culturas que podía presumir de haber hablado un proto-lenguaje , como Vere Gordon Childe 's Los arios: un estudio de los orígenes indoeuropeos, 1926. Childe fue un filólogo volvió arqueólogo. Estas opiniones culminaron en la Siedlungsarchaologie o "acuerdo-arqueología", de Gustavo Kossinna , llegando a ser conocido como "la ley de Kossinna." Afirmó que las culturas representan grupos étnicos, incluyendo sus lenguas. Fue rechazado como una ley en la era posterior a la guerra mundial II. La caída de la ley de Kossinna retira el marco temporal y espacial aplicado anteriormente a muchos proto-idiomas. Fox concluye: [54]

El método comparativo, como tal, no es, de hecho, histórica, sino que proporciona evidencia de las relaciones lingüísticas a las que podemos dar una interpretación histórica. ... [Nuestro mayor conocimiento de los procesos históricos que intervienen] probablemente ha hecho que los lingüistas históricos menos propensos a equiparar las idealizaciones que requiere el método con la realidad histórica. ... Con tal de que mantener [a la interpretación de los resultados y el método en sí] además, el método comparativo puede seguir utilizándose en la reconstrucción de las etapas anteriores de idiomas.

Proto-idiomas se pueden verificar en muchos casos históricos, como América. Aunque ya no es una ley, la solución-la arqueología se sabe que es esencialmente válido para algunas culturas que la historia y la prehistoria a horcajadas, como la Edad de Hierro celta (principalmente Celtic) y la civilización micénica (principalmente griega). Ninguno de estos modelos puede ser o haber sido completamente rechazada, y sin embargo solo no es suficiente.

Problemas con la hipótesis neogramático [ fuente de edición | edit ]

El fundamento del método comparativo y de la lingüística comparada, en general, son los neogramáticos supuesto fundamental de que "las leyes de sonido no tienen excepciones." Cuando se propuso inicialmente, los críticos de los neogramáticos propusieron una posición alternativa, resumida por la máxima "cada palabra tiene su propia historia". [55] Existen varios tipos de cambio, de hecho, alterar las palabras en formas no regulares. A no ser identificado, pueden ocultar o distorsionar las leyes y causar falsas percepciones de relación.

Préstamos [ fuente de edición | edit ]

Todos los idiomas prestado palabras de otros idiomas en diversos contextos. Es probable que se hayan seguido las leyes de los idiomas de los que fueron prestados en lugar de las leyes del lenguaje de los préstamos.

Areal difusión [ fuente de edición | edit ]

Los préstamos a gran escala se produce en la difusión superficial , cuando las características son adoptadas por idiomas contiguos en una zona geográfica. El deudor podrá ser fonológico , morfológico y léxico . Un falso proto-lenguaje sobre el área puede ser reconstruido por ellos o puede ser tomada como una tercera lengua que sirve como fuente de características difusas. [56]

Varias características de áreas y otras influencias pueden converger para formar un sprachbund , una región más amplia características de uso compartido que parecen estar relacionados pero son difusional. Por ejemplo, el área lingüística Asia Sudeste continental sugiere varias clasificaciones falsas de idiomas como el chino , tailandés y vietnamita antes de ser reconocido.

Las mutaciones aleatorias [ fuente de edición | edit ]

Cambios esporádicos, tales como flexiones irregulares, composición, y abreviatura, no siguen ninguna ley. Por ejemplo, el español palabras Palabra ("palabra"), peligro («peligro») y Milagro ("milagro") deberían haber sido parabla, periglo, miraglo por los cambios de sonido regulares del latín parábola, perĩcǔlum y mĩrãcǔlum, pero la r y l cambió lugares con esporádicos metátesis . [57]

Analogía [ fuente de edición | edit ]

La analogía es el cambio esporádico de una característica de ser como otra característica de la misma o en una lengua diferente. Esto puede afectar a una sola palabra o generalizarse a toda una clase de características, tales como un paradigma verbal. Por ejemplo, el ruso palabra por nueve, por los cambios de sonido regulares de Proto-Slavic , debería haber sido / n ʲ ev ʲ a ʲ /, pero en realidad es / d ʲ ev ʲ a ʲ /. Se cree que el primer n ʲ - cambia a d ʲ - bajo la influencia de la palabra "diez" en ruso, / d ʲ es ʲ a ʲ /. [58]

Aplicación gradual [ fuente de edición | edit ]

Los estudiantes de los cambios lingüísticos contemporáneos, como William Labov , tenga en cuenta que incluso un cambio de sonido sistemática a aplicar por primera vez en forma sistemática, con el porcentaje de su aparición en el discurso de una persona depende de varios factores sociales. [59] El cambio de sonido poco a poco diferenciales, un proceso conocido como difusión léxica . Si bien no invalida los neogramáticos axioma de que "las leyes de sonido no tienen excepciones", su aplicación gradual muestra que no siempre se aplican a todos los elementos léxicos, al mismo tiempo. Notas Hock, [60] "A pesar de que probablemente es cierto, a la larga cada palabra tiene su propia historia, no se justifica a la conclusión de que algunos lingüistas tienen, por tanto, la posición neogramático de la naturaleza del cambio lingüístico es falsificada."

Problemas con el modelo de árbol [ fuente de edición | edit ]

El método comparativo se utiliza para construir un modelo de árbol (árbol Cartografía alemán) de la evolución del lenguaje, [61] en el que lenguas hijas se ven como ramificación de la proto-lengua , creciendo poco a poco más distante de ella a través acumulada fonológico , morfosintáctico y léxicos cambios.

An example of the Tree Model, used to represent the Uto-Aztecan language family spoken throughout the southern and western United States and Mexico . [ 62 ] Families are in bold , individual languages in italics . Not all branches and languages are shown.

The presumption of a well-defined node [ edit source | edit ]

The Wave Model has been proposed as an alternative model of language change. [ 63 ] Each wave, an isogloss , is a circle in the Venn diagram , but the circles are not to be seen as simultaneous or extending over the same areas. The language must be found most certainly at the intersection of the greatest number of circles. It tapers off to intermediate times and locations. Some isoglosses may not even be found in languages of the same family. The tree model presumes that all the circles coincide in time and space.

The tree model features nodes that are presumed to be distinct proto-languages existing independently in distinct regions during distinct historical times. The reconstruction of unattested proto-languages lends itself to that illusion: they cannot be verified and the linguist is free to select whatever definite times and places for them seem best. Right from the outset of Indo-European studies, however, Thomas Young said: [ 64 ]

It is not, however, very easy to say what the definition should be that should constitute a separate language, but it seems most natural to call those languages distinct, of which the one cannot be understood by common persons in the habit of speaking the other ....Still, however, it may remain doubtfull whether the Danes and the Swedes could not, in general, understand each other tolerably well ... nor is it possible to say if the twenty ways of pronouncing the sounds, belonging to the Chinese characters, ought or ought not to be considered as so many languages or dialects .... But, ... the languages so nearly allied must stand next to each other in a systematic order ....

The assumption of uniformity in a proto-language, implicit in the comparative method, is problematic. Even in small language communities there are always dialect differences , whether based on area, gender, class, or other factors. The Pirahã language of Brazil is spoken by only several hundred people, but it has at least two different dialects, one spoken by men and one by women. [ 65 ] Campbell points out: [ 66 ]

It is not so much that the comparative method 'assumes' no variation; rather, it is just that there is nothing built into the comparative method which would allow it to address variation directly....This assumption of uniformity is a reasonable idealization; it does no more damage to the understanding of the language than, say, modern reference grammars do which concentrate on a language's general structure, typically leaving out consideration of regional or social variation.

Different dialects, as they evolve into separate languages, remain in contact with one another and influence each other. Even after they are considered distinct, languages near to one another continue to influence each other, often sharing grammatical, phonological, and lexical innovations. A change in one language of a family may spread to neighboring languages; and multiple waves of change are communicated like waves across language and dialect boundaries, each with its own randomly delimited range. [ 67 ] If a language is divided into an inventory of features, each with its own time and range ( isoglosses ), they do not all coincide. History and prehistory may not offer a time and place for a distinct coincidence, as may be the case for proto-Italic , in which case the proto-language is only a concept. However, Hock [ 68 ] observes:

The discovery in the late nineteenth century that isoglosses can cut across well-established linguistic boundaries at first created considerable attention and controversy. And it became fashionable to oppose a wave theory to a tree theory... Today, however, it is quite evident that the phenomena referred to by these two terms are complementary aspects of linguistic change...

Subjectivity of the reconstruction [ edit source | edit ]

The reconstruction of unknown proto-languages is inherently subjective. [ citation needed ] In the Proto-Algonquian example above, the choice of *m as the parent phoneme is only likely , not certain . It is conceivable that a Proto-Algonquian language with *b in those positions split into two branches, one which preserved *b and one which changed it to *m instead; and while the first branch only developed into Arapaho , the second spread out wider and developed into all the other Algonquian tribes. It is also possible that the nearest common ancestor of the Algonquian languages used some other sound instead, such as *p , which eventually mutated to *b in one branch and to *m in the other. While examples of strikingly complicated and even circular developments are indeed known to have occurred (such as PIE *t > Pre-Proto-Germanic > PG > Proto-West-Germanic *d > Old High German t in fater > Modern German Vater ), in the absence of any evidence or other reason to postulate a more complicated development, the preference of a simpler explanation is justified by the principle of parsimony, also known as Occam's razor . Since reconstruction involves many of these choices, some linguists prefer to view the reconstructed features as abstract representations of sound correspondences, rather than as objects with a historical time and place.

The existence of proto-languages and the validity of the comparative method is verifiable in cases where the reconstruction can be matched to a known language, which may only be known as a shadow in the loanwords of another language. For example Finnic languages such as Finnish have borrowed many words from an early stage of Germanic , and the shape of the loans matches the forms that have been reconstructed for Proto-Germanic . Finnish kuningas 'king' and kaunis 'beautiful' match the Germanic reconstructions * kuningaz and * skauniz (>German König 'king', schön 'beautiful'). [ 69 ]

Additional models [ edit source | edit ]

As alternatives to the tree model , the wave model dates to the 19th century, glottochronology and mass lexical comparison to the 20th. Most historical linguists consider the latter two methods flawed and unreliable. [ 70 ]

Notas [ fuente de edición | edit ]

  1. ^ Lehmann 1993 , pp. 31 ff.
  2. ^ Lehmann 1993 , p. 26.
  3. ^ Schleicher 1874 , p. 8.
  4. ^ Lyovin 1997 , pp. 1–2.
  5. ^ Beekes 1995 , p. 25.
  6. ^ Beekes 1995 , pp. 22, 27–29.
  7. ^ Campbell 2000 , p. 1341
  8. ^ "The reason for this similarity and the cause of this intermixture was their close neighboring in the land and their genealogical closeness, since Terah the father of Abraham was Syrian, and Laban was Syrian. Ishmael and Kedar were Arabized from the Time of Division, the time of the confounding [of tongues] at Babel, and Abraham and Isaac and Jacob (peace be upon them) retained the Holy Tongue from the original Adam." Introduction of Risalat Yehuda Ibn Quraysh - مقدمة رسالة يهوذا بن قريش
  9. ^ a b George van Driem The genesis of polyphyletic linguistics
  10. ^ a b Szemerényi 1996 , p. 6.
  11. ^ Jones, Sir William. Abbattista, Guido, ed. "The Third Anniversary Discourse delivered 2 February 1786 By the President [on the Hindus]" . Eliohs Electronic Library of Historiography . Retrieved 18 December 2009 .  
  12. ^ Szemerényi 1996 , pp. 5–6
  13. ^ Szemerényi 1996 , p. 7
  14. ^ Szémerenyi 1996 , p. 17
  15. ^ Szemerényi 1996 , pp. 7–8.
  16. ^ Szemerényi 1996 , p. 19.
  17. ^ Szemerényi 1996 , p. 20.
  18. ^ Szemerényi 1996 , p. 21.
  19. ^ Campbell 2004 , pp. 126–147
  20. ^ Crowley 1992 , pp. 108–109.
  21. ^ a b Lyovin 1997 , pp. 2–3.
  22. ^ The table is modified from Campbell 2004 , pp. 168–169 and Crowley 1992 , pp. 88–89 using sources such as Churchward 1959 for Tongan, and Pukui 1986 for Hawaiian.
  23. ^ Lyovin 1997 , pp. 3–5.
  24. ^ "Taboo" . Dictionary.com .  
  25. ^ Lyovin 1997 , p. 3.
  26. ^ Campbell 2004 , pp. 65, 300.
  27. ^ "They" . Dictionary.com .  
  28. ^ "Superficially, however, the Piraha pronouns don't look much like the Tupi–Guarani pronouns; so this proposal will not be convincing without some additional information about the phonology of Piraha that shows how the phonetic realizations of the Tupi–Guarani forms align with the Piraha phonemic system." "Pronoun borrowing" Sarah G. Thomason & Daniel L. Everett University of Michigan & University of Manchester
  29. ^ Nevins, Andrew, David Pesetsky and Cilene Rodrigues (2009). "Piraha Exceptionality: a Reassessment" , Language", 85.2, 355-404.
  30. ^ Thomason 2005 , pp. 8–12 in pdf; Aikhenvald 1999 , p. 355.
  31. ^ a b Lyovin 1997 , p. 2.
  32. ^ a b Beekes 1995 , p. 127
  33. ^ "devil" . Dictionary.com .  
  34. ^ In Latin, <c> represents /k/ ; dingua is an Old Latin form of the word later attested as lingua .
  35. ^ Beekes 1995 , p. 128.
  36. ^ Sag 1974 , p. 591; Janda 1989 .
  37. ^ The asterisk (*) means that the sound is inferred/reconstructed, rather than historically documented or attested
  38. ^ Or, more accurately, earlier *e , *o , and *a merged as a .
  39. ^ Beekes 1995 , pp. 60–61.
  40. ^ Beekes 1995 , pp. 130–131.
  41. ^ Campbell 2004 , p. 136.
  42. ^ Campbell 2004 , p. 26.
  43. ^ The table is modified from that in Campbell 2004 , p. 141.
  44. ^ Bloomfield 1925 .
  45. ^ Szemerényi 1996 , p. 28; citing Szemerényi 1960 , p. 96.
  46. ^ Campbell 1997 , p. 113.
  47. ^ Redish, Laura; Lewis, Orrin (1998-2009). "Vocabulary Words in the Algonquian Language Family" . Native Languages of the Americas . Retrieved 20 December 2009 .  
  48. ^ Goddard 1974 .
  49. ^ Beekes 1995 , p. 124.
  50. ^ Szemerényi 1996 , p. 143.
  51. ^ Beekes 1995 , pp. 109–113.
  52. ^ Szemerényi 1996 , pp. 151–152.
  53. ^ Lyovin 1997 , pp. 4–5, 7–8.
  54. ^ Fox 1995 , pp. 141–2.
  55. ^ Szemerényi 1996 , p. 23.
  56. ^ Aikhenvald 2001 , pp. 2–3.
  57. ^ Campbell 2004 , p. 39.
  58. ^ Beekes 1995 , p. 79.
  59. ^ Beekes 1995 , p. 55; Szemerényi 1996 , p. 3.
  60. ^ Hock 1991 , pp. 446–447.
  61. ^ Lyovin 1997 , pp. 7–8.
  62. ^ The diagram is based on the hierarchical list in Mithun 1999 , pp. 539–540 and on the map in Campbell 1997 , p. 358.
  63. ^ This diagram is based partly on the one found in Fox 1995:128, and Johannes Schmidt, 1872. Die Verwandtschaftsverhältnisse der indogermanischen Sprachen . Weimar: H. Böhlau
  64. ^ Young, Thomas (1855), "Languages, From the Supplement to the Encyclopædia Britannica, vol. V, 1824", in Leitch, John, Miscellaneous works of the late Thomas Young , Volume III, Hieroglyphical Essays and Correspondence, &c., London: John Murray, p. 480  
  65. ^ Aikhenvald 1999 , p. 354; Ladefoged 2003 , p. 14.
  66. ^ Campbell 2004 , pp. 146–147
  67. ^ Fox 1995 , p. 129
  68. ^ Hock 1991 , p. 454.
  69. ^ Kylstra 1996 , p. 62 for KAUNIS, p. 122 for KUNINGAS.
  70. ^ Campbell 2004 , p. 201; Lyovin 1997 , p. 8.

Véase también [ editar fuente | edit ]

Referencias [ editar código fuente | edit ]

  • Aikhenvald, Alexandra Y. ; Dixon, RMW (1999), "Other small families and isolates", in Dixon, RMW; Aikhenvald, Alexandra Y., The Amazonian Languages , Cambridge University Press, pp. 341–384, ISBN 0-521-57021-2   .
  • Aikhenvald, Alexandra Y. ; Dixon, RMW (2001), "Introduction", in Dixon, RMW; Aikhenvald, Alexandra Y., Areal Diffusion and Genetic Inheritance: Problems in Comparative Linguistics , Oxford Linguistics, Oxford: Oxford University Press, pp. 1–22   .
  • Beekes, Robert SP (1995). Comparative Indo-European Linguistics . Amsterdam: John Benjamins.  
  • Bloomfield, Leonard (December, 1925). "On the Sound System of Central Algonquian". Language 1 (4): 130–56. doi : 10.2307/409540 .  
  • Campbell, George L. (2000). Compendium of the World's Languages (2nd ed.). London: Routledge.  
  • Campbell, Lyle (1997). American Indian Languages: The Historical Linguistics of Native America . Nueva York: Oxford University Press.  
  • Campbell, Lyle (2004). Historical Linguistics: An Introduction (2nd ed.). Cambridge: The MIT Press. ISBN 978-0-262-53267-9 .  
  • Churchward, C. Maxwell (1959). Tongan Dictionary . Tonga: Government Printing Office.  
  • Crowley, Terry (1992). An Introduction to Historical Linguistics (2nd ed.). Auckland: Oxford University Press.  
  • Fox, Anthony (1995). Linguistic Reconstruction: An Introduction to Theory and Method . Nueva York: Oxford University Press.  
  • Goddard, Ives (1974). "An Outline of the Historical Phonology of Arapaho and Atsina". International Journal of American Linguistics 40 : 102–16.   .
  • Hock, Hans Henrich (1991). Principles of Historical Linguistics (2nd revised and updated ed.). Berlin: Walter de Gruyter.  
  • Janda, Richard D.; Joseph, Brian D. (1989). "In Further Defence of a Non-Phonological Account for Sanskrit Root-Initial Aspiration Alternations" . Proceedings of the Fifth Eastern States Conference on Linguistics (Columbus, Ohio: Ohio State University Department of Linguistics): 246–260.  
  • Kylstra, AD; Sirkka-Liisa, Hahmo; Hofstra, Tette; Nikkilä, Osmo (1996). Lexikon der älteren germanischen Lehnwörter in den ostseefinnischen Sprachen (in German). Band II: KO. Amsterdam, Atlanta: Rodopi BV  
  • Labov, William (2007). "Transmission and diffusion". Language 83 : 344–387. doi : 10.1353/lan.2007.0082 .  
  • Ladefoged, Peter (2003). Phonetic Data Analysis: An Introduction to Fieldwork and Instrumental Techniques . Oxford: Blackwell.  
  • Lehmann, Winfred P. (1993). Theoretical Bases of Indo-European Linguistics . London: Routledge.  
  • Lyovin, Anatole V. (1997). An Introduction to the Languages of the World . New York: Oxford University Press, Inc. ISBN 0-19-508116-1 .  
  • Mithun, Marianne (1999). The Languages of Native North America . Cambridge Language Surveys. Cambridge: Cambridge University Press.  
  • Pukui, Mary Kawena; Samuel H. Elbert (1986). Hawaiian Dictionary . Honolulu: University of Hawai'i Press. ISBN 0-8248-0703-0 .  
  • Sag, Ivan. A. (Autumn, 1974). "The Grassmann's Law Ordering Pseudoparadox". Linguistic Inquiry 5 (4): 591–607.   .
  • Schleicher, August ; Bendall, Herbert, Translator (1874, 1877) [1871]. A Compendium of the Comparative Grammar of the Indo-European, Sanskrit, Greek, and Latin Languages, translated from the third German edition . London: Trübner and Co.  
  • Szemerényi, Oswald JL (1960). Studies in the Indo-European System of Numerals . Heidelberg: C. Winter.  
  • Szemerényi, Oswald JL (1996). Introduction to Indo-European Linguistics (4th ed.). Oxford: Oxford University Press.  
  • Thomason, Sarah G.; Everett, Daniel L. (2005). "Pronoun Borrowing" . Proceedings of the annual meeting of the Berkeley Linguistics Society 27 : 301 ff.  
  • Trask, RL (1996). Historical Linguistics . Nueva York: Oxford University Press.  
  • Zuckermann, Ghil'ad (2009). "Hybridity versus Revivability: Multiple Causation, Forms and Patterns" . Journal of Language Contact — Varia (2): 40–67.  

Enlaces externos [ fuente de edición | edit ]