Azteca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación , búsqueda
La pirámide azteca en St. Cecilia Acatitlán , Estado de México.
Máscara de jade azteca que representa al dios Xipe Totec .
Estatua de cerámica de gran tamaño de un Guerrero Águila Azteca
Cosmograma azteca en el prehispánico Codex Fejérváry-Mayer - el dios del fuego Xiuhtecuhtli está en el centro.

Los aztecas æztɛk / / [1] personas estaban determinados grupos étnicos del centro de México , en particular los grupos que hablaron la lengua del náhuatl y que dominaron gran parte de Mesoamérica entre los siglos 14 ª a 16. Los nahuas palabras Aztecatl [as'tekat͡ɬ] (singular) [2] y aztecah [as'tekaʔ] ( plural ) [2] significa "gente de Aztlán ", [3] un lugar mitológico de la cultura de habla náhuatl del tiempo , y más tarde adoptado como la palabra para definir los mexicas personas. A menudo el término "Azteca" se refiere exclusivamente a los mexicas gente de Tenochtitlan (ahora la ubicación de la ciudad de México ), situado en una isla en el lago Texcoco , quien se refirió a sí mismos como mexicas tenochcas [me'ʃika te'not͡ʃka] o Cōlhuah Mexica [ ko ː lwaʔ me'ʃika] .

A veces, el término también incluye a los habitantes de la Tenochtitlan dos principales aliados de la ciudad-estado, los acolhuas de Texcoco y los tepanecas de Tlacopan , que junto con los mexicas formaron la Triple Alianza azteca que controló lo que se conoce a menudo como "el imperio azteca". En otros contextos, Azteca puede referir a todos los diversos estados de la ciudad y sus pueblos, que comparten gran parte de su historia étnica y rasgos culturales con los mexicas, acolhuas y tepanecas, y que a menudo también se utiliza la lengua náhuatl como lengua franca . En este sentido, es posible hablar de una civilización azteca incluyendo todos los modelos culturales particulares comunes para la mayoría de los pueblos que habitan en México central a finales del periodo postclásico .

Desde el siglo 13, el Valle de México fue el corazón de la civilización azteca: aquí la capital de Alliance triple azteca, la ciudad de Tenochtitlan , fue construida sobre los islotes aumentados en el lago Texcoco . La Triple Alianza formó un imperio tributario ampliando su política hegemonía más allá del valle de México, conquistando otros estados de ciudad en Mesoamerica. En su cima, la cultura azteca tenía ricas y complejas mitológicos y religiosos tradiciones, así como alcanzando notables logros arquitectónicos y artísticos. En 1521 Hernán Cortés , junto con un gran número de habla náhuatl aliados indígenas, Tenochtitlan conquistado y derrotado Alliance triple azteca bajo el liderazgo de Hueyi Tlatoani Moctezuma II . Posteriormente, los españoles fundaron el nuevo asentamiento de la ciudad de México en el sitio de la capital azteca arruinada, de donde procedieron con el proceso de colonización de América Central .

Cultura azteca y la historia es conocida principalmente a través arqueológico evidencia encontrada en las excavaciones como la de la famosa Templo Mayor en la Ciudad de México, a partir de los códices de papel de corteza indígenas , a partir de relatos de testigos por los conquistadores españoles como Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo , y en especial de descripciones del siglo 16 y 17 de la cultura azteca y la historia escrita por clérigos españoles y aztecas alfabetizadas en el idioma español o el náhuatl, como el famoso Códice Florentino compilada por el franciscano fraile Bernardino de Sahagún con la ayuda de informantes aztecas indígenas.

Contenido

Definiciones

Pueblo azteca

Cuando se usa sobre los grupos étnicos , el término "Azteca" se refiere a varios náhuatl gente de discurso de centro México en el período postclásico de la cronología mesoamericana, en especial el grupo étnico que tuvo un papel destacado en el establecimiento de la hegemonía del imperio con sede en Tenochtitlan , la Mexica . Otros grupos étnicos asociados con el imperio azteca son los acolhuas y tepanecas grupos étnicos y algunos de los grupos étnicos que se han incorporado en el imperio, y el término también se utiliza a veces en ellas. En el uso más común del término se utiliza sobre el náhuatl moderno hablando grupos étnicos, como el náhuatl, anteriormente conocido como el "idioma de los aztecas". En el uso reciente de estos grupos étnicos son más bien conocidos como los pueblos nahuas . [4] [5] Lingüísticamente el término "azteca" se sigue utilizando sobre la rama de las lenguas uto-aztecas (también llamado a veces las lenguas yuto-nahuas) que incluye la lengua náhuatl y sus parientes más cercanos Pochutec y pipiles . [6]

Para los aztecas sí mismos la palabra "azteca" no era una endónimo para ningún grupo étnico en particular. Más bien era un término genérico utilizado para referirse a varios grupos étnicos, no todos ellos de habla náhuatl, que se cobró la herencia del mítico lugar de origen, Aztlán . En la lengua náhuatl "Aztecatl" significa "persona de Aztlán". En 1810, Alexander von Humboldt se originó el uso moderno de la "azteca" como un término colectivo aplicado a todas las personas vinculadas por el comercio, la costumbre, la religión y el idioma al estado mexica y la Triple Alianza . En 1843, con la publicación de la obra de William H. Prescott , fue adoptado por la mayor parte del mundo, incluyendo a los académicos mexicanos del siglo decimonono que lo vieron como una forma de distinguir a los mexicanos de hoy en día de la pre-conquista mexicanos. Este uso ha sido objeto de debate en los últimos años, pero el término "azteca" es aún más común. [7]

Cultura azteca

Cultura azteca es la cultura de la gente se refiere como aztecas, pero como todos los grupos étnicos del centro de México en el periodo postclásico comparte rasgos culturales más básicos, [ cita requerida ] muchos de los rasgos básicos de la cultura azteca no se puede decir que sea exclusivo para los aztecas. Por la misma razón, el concepto de "civilización azteca" se entiende mejor como un horizonte concreto de un general Mesoamericano civilización.

La cultura de la región central de México incluye el cultivo del maíz, la división social entre nobles y plebeyos pipiltin macehualli, un panteón (con Tezcatlipoca , Tláloc y Quetzalcóatl ), y el sistema calendárico de un xiuhpohualli de 365 días, intercaladas con un tonalpohualli de 260 días. Especial a los aztecas de Tenochtitlan era el dios mexica patrono Huitzilopochtli , pirámides gemelas, y la cerámica conocida como Azteca I a III. [8]

Imperio azteca

El imperio azteca era un imperio tributo basado en Tenochtitlan, que extendió su poder a lo largo de Mesoamérica a finales del periodo postclásico. [9] Se originó en 1427 como una triple alianza entre las ciudades-estado Tenochtitlan , Texcoco y Tlacopan que alió para derrotar a los tepanecas estado de Azcapotzalco , que había dominado previamente la Cuenca de México . Pronto Texcoco y Tlacopan se convirtieron en socios menores en la alianza que era de facto liderado por los mexicas de Tenochtitlán. [10] El imperio extendió su poder por una combinación de comercio y la conquista militar. Nunca fue un verdadero imperio territorial controlar un territorio de grandes guarniciones militares en las provincias conquistadas, sino que controla sus estados clientes principalmente mediante la instalación de los gobernantes amistosos en las ciudades conquistadas, mediante la construcción de alianzas matrimoniales entre las dinastías gobernantes, y al extender una ideología imperial a su estados clientes. [11] Los Estados clientes pagaron tributo al emperador azteca, el Huey Tlatoani , en una estrategia económica que limita la comunicación y los intercambios entre organizaciones políticas periféricas haciéndolos dependen del centro imperial para la adquisición de bienes de lujo. [12] La influencia política del imperio llegó hasta el sur en Mesoamérica conquistar ciudades tan al sur como Chiapas y Guatemala y se extiende desde el Pacífico hasta el Atlántico. El imperio alcanzó su punto máximo en 1519, justo antes de la llegada de los conquistadores españoles encabezados por Cortés que lograron derrocar al imperio azteca aliándose con algunos de los enemigos tradicionales de los aztecas, la lengua Nahuatl tlaxcaltecas .

Historia

Periodo migratorio

Los pueblos Nahua comenzaron a migrar a Mesoamérica desde el norte de México en el siglo sexto. Ellos llenan el centro de México dislocando los hablantes de idiomas Oto-Manguean ya que esparcen su influencia política al sur. Como los antiguos pueblos nómadas de cazadores-recolectores que se mezcla con las complejas civilizaciones de Mesoamérica, la adopción de prácticas religiosas y culturales, la Fundación para la posterior cultura azteca fue colocada. Durante el periodo Posclásico que llegaron al poder en lugares como Tula, Hidalgo . En el siglo 12 el centro de poder Nahua estaba en Azcapotzalco , donde los tepanecas dominaron el valle de México. Alrededor de este tiempo la tribu mexica llegaron en el centro de México.

La rebelión de la Triple Alianza

El Valle de México en la época de la conquista española .

El verdadero origen de los mexicas es incierto. Según sus leyendas, el lugar de origen tribu mexica era Aztlán . En general se cree que Aztlán estaba en algún lugar al norte del valle de México , y algunos expertos han situado tan al norte como el suroeste de los Estados Unidos .

Con base en estos códices, así como otras historias, parece que los mexicas llegaron a Chapultepec en o alrededor del año 1248. [13]

En el momento de su llegada, el Valle de México tenía muchas ciudades-estado, el más poderoso de los cuales eran Culhuacan al sur y Azcapotzalco , al oeste. Los tepanecas de Azcapotzalco pronto expulsaron a los mexicas de Chapultepec. En 1299, Culhuacan gobernante Cocoxtli les dio permiso para instalarse en los páramos vacíos de Tizapán, donde fueron finalmente asimilados en la cultura Culhuacan.

La leyenda de la fundación de Tenochtitlan , tal como figura en el escudo de armas de México

Según la leyenda azteca, en 1323, los mexicas se les mostró una visión de un águila posada sobre un nopal , devorando una serpiente. [ aclaración necesaria ] Esta visión indica que este era el lugar donde iban a construir su casa. En cualquier caso, los mexicas finalmente llegaron a una pequeña isla pantanosa en el lago Texcoco, donde fundaron la ciudad de Tenochtitlan en 1325. [ cita requerida ] En 1376, los mexicas elegido su primer Huey Tlatoani , Acamapichtli , quien vivía en Texcoco en el tiempo.

Para los próximos 50 años, hasta 1427, los mexicas eran un tributario de Azcapotzalco, que se había convertido en una potencia regional, tal vez la más poderosa desde los toltecas , los siglos anteriores. Maxtla , hijo de Tezozomoc , asesinados Chimalpopoca , el gobernante mexica. En un esfuerzo por derrotar a Maxtla, el sucesor de Chimalpopoca, Itzcoatl , aliado con el príncipe exiliado de Texcoco , Nezahualcóyotl . Esta coalición fue la fundación de la Triple Alianza azteca , que derrotó a Azcapotzalco en 1428.

La Triple Alianza de Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan sería en los próximos 100 años, llegado a dominar el Valle de México y extender su poder tanto en el Golfo de México y el Pacífico costa. Durante este período, Tenochtitlan se convirtió gradualmente en la potencia dominante en la alianza.

Dos de los principales arquitectos del imperio azteca eran los medio-hermanos Tlacaelel y Moctezuma I , sobrino de Itzcoatl. Moctezuma lo logré Itzcoatl como Hueyi Tlatoani en 1440. A pesar de que también se le ofreció la oportunidad de ser tlatoani, Tlacaelel prefiere operar como el poder detrás del trono. Tlacaelel reformó el estado azteca y la religión . Según algunas fuentes, ordenó la quema de la mayor parte de los libros aztecas existentes alegando que contenían mentiras. El acto seguido volvió a escribir la historia del pueblo azteca, creando así una conciencia común de la historia de los aztecas. Esta reescritura llevó directamente al currículo enseñado a los académicos y promovió la idea de que los aztecas eran siempre una nación poderosa y mítica, olvidando para siempre la posibilidad verdadera historia de los orígenes modestos. Uno de los componentes de esta reforma fue la institución de la guerra ritual (las guerras floridas ), como una manera de tener guerreros entrenados, y creó la necesidad de sacrificios constantes para mantener el Sol se mueva.

Conquista española

El imperio alcanzó su apogeo durante Ahuitzotl reinado 's en 1586-02. Su sucesor, Motehcuzōma Xocoyotzin (mejor conocido como Moctezuma II o Moctezuma o Montezuma), había sido Hueyi Tlatoani durante 17 años, cuando los españoles , encabezados por Hernán Cortés , desembarcaron en la costa del Golfo en la primavera de 1519.

A pesar de algunas primeras batallas entre los dos, Cortés se alió con el enemigo de mucho tiempo de los aztecas, la Confederación de Tlaxcala , y llegó a las puertas de Tenochtitlán el 8 de noviembre de 1519.

Los españoles y sus Tlaxcala aliados se convirtieron en personas cada vez más peligrosos y no deseados en la ciudad capital. En junio de 1520, estallaron las hostilidades, que culminó con la masacre en el Templo Principal y la muerte de Moctezuma II. Los españoles huyeron de la ciudad el 1 de julio, un episodio posterior caracterizado como La Noche Triste (la Noche Triste). Ellos y sus aliados nativos regresaron en la primavera de 1521 para poner cerco a Tenochtitlan , una batalla que terminó el 13 de agosto con la destrucción de la ciudad. Durante este período, el imperio se desmorona pasó por una rápida línea de sucesión regla. Tras la muerte de Moctezuma II, el imperio cayó en manos de los emperadores severamente debilitados, como Cuitláhuac , antes de ser finalmente descartado por los gobernantes títeres, como Andrés de Tapia Motelchiuh , instalados por los españoles.

A pesar de la caída del imperio azteca, la mayoría de las culturas mesoamericanas estaban intactos después de la caída de Tenochtitlan. En efecto, la libertad de la dominación azteca pudo haber sido considerado como un hecho positivo por la mayoría de las otras culturas. Las clases altas del imperio azteca eran considerados nobles por los españoles y por lo general tratados como tales al principio. Todo esto cambió rápidamente y la población nativa pronto fueron prohibidos para estudiar la ley, y tenía la condición de menores de edad . [ cita requerida ]

Los tlaxcaltecas se mantuvieron leales a sus amigos españoles y se les permitió entrar en otras conquistas de Cortés y sus hombres.

Colonial período de disminución de la población

En 1520-1521, un brote de viruela azotó a la población de Tenochtitlán y fue decisivo en la caída de la ciudad . Se estima que entre el 10% y el 50% de la población fue víctima de esta epidemia.

Posteriormente, el Valle de México fue golpeado con dos epidemias más, la viruela (1545-1548) y el tifus (1576-1581). Los españoles, para consolidar la población decreciente, se fusionaron los sobrevivientes de las pequeñas ciudades en el Valle de México en otros mayores. Esto rompió el poder de las clases altas, pero no se disolvió la coherencia de la sociedad indígena con mayor Mexico.

La población antes de la época de la conquista es desconocida y muy disputado, [nb 1] , pero la enfermedad se sabe que han asolado la región, por lo que se estima que la población indígena del Valle de México ha disminuido en más del 80% en el transcurso de aproximadamente 60 años. [14]

Los patrones culturales

Gobierno

La extensión máxima del imperio azteca

El imperio azteca era un ejemplo de un imperio que gobernó por medios indirectos. Al igual que la mayoría de los imperios europeos, era étnicamente muy diversa, pero a diferencia de la mayoría de los imperios europeos, se trata más de un sistema de tributo que un solo sistema de gobierno. En el marco teórico de los sistemas imperiales postuladas por Alexander J. Motyl [15] el imperio azteca era un imperio informal o hegemónico, ya que no ejercen la autoridad suprema sobre las tierras conquistadas, simplemente espera tributos a pagar. También fue un imperio discontinuo porque no todos los territorios dominados estaban conectados, por ejemplo, las zonas periféricas del sur de Xoconochco no estaban en contacto directo con el centro. El carácter hegemónico del imperio azteca se puede ver en el hecho de que los gobernantes locales generalmente vuelven a sus posiciones una vez conquistada la ciudad-estado y los aztecas no interfieran en los asuntos locales, siempre y cuando se hicieron los pagos de tributo. [16]

Aunque la forma de gobierno se refiere a menudo como un imperio, de hecho, se organizaron la mayoría de las áreas dentro del imperio como ciudades-estado, conocido como altépetl en náhuatl. Estas fueron las pequeñas entidades políticas regidas por un rey (tlatoani) de una dinastía legítima. El período Azteca Temprano fue una época de crecimiento y la competencia entre altepetl. Incluso después de la formación del imperio (1428) y comenzó su programa de expansión a través de la conquista, el altépetl se mantuvo la forma dominante de organización a nivel local. El papel eficaz del altépetl como una unidad política regional fue en gran parte responsable del éxito de la forma hegemónica del imperio de control. [17]

Homenaje y el comercio

Tocado de plumas azteca, a menudo descrita como la corona de Moctezuma II . Su propietario actual es desconocido, pero las plumas debe haber sido traído de zonas de selva tropical muy lejos de la capital azteca.

Varias páginas del Códice Mendoza lista de pueblos tributarios, junto con los productos que suministran, que incluye no sólo los lujos tales como plumas, trajes adornados y piedra verde cuentas, sino bienes más prácticas tales como tela, leña y alimentos. Homenaje se suele pagar dos veces o cuatro veces al año en diferentes tiempos. [18]

Las excavaciones arqueológicas en las provincias Azteca-gobernados demostrar que su incorporación en el imperio tuvo tanto costos como beneficios para los pueblos de provincia. En el lado positivo, el imperio promovió el comercio y el comercio, y los bienes exóticos de obsidiana en bronce consiguió llegar a las casas de los dos plebeyos y nobles. Socios comerciales incluyen el enemigo tarasca , una fuente de bronce herramientas y joyas. En el lado negativo, el tributo imperial impuso una carga para los hogares más común, que tenía que aumentar su trabajo para pagar su parte de homenaje. Nobles, por el contrario, a menudo hechas bien bajo el gobierno imperial por el carácter indirecto de la organización imperial. El imperio tenía que depender de los reyes y nobles locales y les ofreció privilegios por su ayuda en el mantenimiento del orden y mantener el tributo que fluye. [19]

Economía

Los aztecas economía puede dividirse en un sector político, bajo el control de nobles y reyes, y un sector comercial que opera independientemente del sector político. El sector de la política de la economía centrada en el control de la tierra y mano de obra por reyes y nobles. Los nobles poseían toda la tierra, y los plebeyos consiguieron el acceso a las tierras agrícolas y otros campos a través de una variedad de arreglos, de alquiler a través de la aparcería con el trabajo y la esclavitud como siervos. Estos pagos de los plebeyos a nobles soportados tanto los lujosos estilos de vida de la alta nobleza y las finanzas de las ciudades-estado. Muchos productos de lujo fueron producidos para el consumo por los nobles. Los productores de plumas, esculturas, joyas y otros artículos de lujo eran especialistas más comunes de tiempo completo que trabajan para los clientes nobles.

En el sector comercial de la economía de varios tipos de dinero estaban en uso regular. Compras pequeñas se hacen con granos de cacao, que tenían que ser importados de zonas bajas. En los mercados aztecas, un pequeño conejo valía 30 frijoles, un huevo de pavo cuesta 3 frijoles, y un costo tamal un solo grano. Para compras más grandes, longitudes estandarizadas de tela de algodón llamados quachtli fueron utilizados. Hay diferentes grados de quachtli, cuyo valor oscila desde 65 hasta 300 granos de cacao. Una fuente indicó que el 20 quachtli podría apoyar un plebeyo durante un año en Tenochtitlan. Un hombre también podía vender a su propia hija como esclava sexual o futuros sacrificio religioso, por lo general de alrededor de 500 y 700 granos. Una pequeña estatua de oro (aproximadamente 0,62 kg / 1,37 libras) cuesta 250 granos. El dinero fue utilizado sobre todo en los numerosos mercados periódicos que se realizaron en cada ciudad. Un típico pueblo tendría un mercado semanal (cada 5 días), mientras que las ciudades más grandes mercados llevan a cabo cada día. Cortés informó que el mercado central de Tlatelolco, ciudad hermana de Tenochtitlan, fue visitado por 60.000 personas diariamente. Algunos vendedores de los mercados fueron los vendedores pequeños, los agricultores pueden vender algunos de sus productos, alfareros vendían sus vasos, y así sucesivamente. Otros proveedores son comerciantes profesionales que viajaron de un mercado a la búsqueda de beneficios. El pochteca eran comerciantes especializados organizados en gremios exclusivos. Hacían largas expediciones a todas las partes de Mesoamérica, y que sirvieron como jueces y supervisores del mercado de Tlatelolco. Aunque se comercializó la economía de México azteca (en el uso del dinero, los mercados y los comerciantes) tierra y el trabajo no eran productos para la venta. [20]

Transporte

La principal contribución del dominio azteca era un sistema de comunicaciones entre las ciudades conquistadas. En Mesoamérica , sin animales de tiro para el transporte (ni, en consecuencia, los vehículos de ruedas), los caminos fueron diseñados para viajar a pie. Por lo general, estos caminos se mantiene a través de tributos, y los viajeros tenían lugares para descansar y comer, e incluso letrinas de usar, a intervalos regulares, aproximadamente cada 10 a 15 kilómetros (6 a 9 millas). Couriers (paynani) estaban constantemente viajando a lo largo de los caminos, guardando los aztecas informados de los acontecimientos, y ayuda a controlar la integridad de los caminos.

Mitología y religión

El Escudo de Armas de México , de la mitología azteca
Los aztecas Piedra del Sol , también conocido como el Calendario Azteca, en el Museo Nacional de Antropología , Ciudad de México .
La diosa azteca Coatlicue , madre de la tierra. Museo Nacional de Antropología.

Los mexicas se refirió a por lo menos dos manifestaciones de lo sobrenatural:.. Teotl y tēixiptla teotl, que los españoles y los eruditos europeos habitualmente mal traducido como "Dios" o "demonio", se refiere más bien a una fuerza impersonal que impregnaba el mundo Tēixiptla, por contrario, denota las representaciones físicas ("ídolos", estatuas y estatuillas) de la teotl, así como la actividad cultual humana que rodea esta representación física. Los mexicas "dioses" ellos mismos no tenían existencia como entidades distintas, aparte de estas representaciones tēixiptla de teotl. [21]

La veneración de Huitzilopochtli, la personificación del sol y de la guerra, era el centro de las prácticas religiosas, sociales y políticas de los mexicas. Huitzilopochtli alcanza esta posición central después de la fundación de Tenochtitlan y la formación de la sociedad de la ciudad-estado mexica en el siglo 14. Antes de esto, Huitzilopochtli se asocia principalmente con la caza, probablemente una de las actividades de subsistencia importantes de las bandas itinerantes que con el tiempo se convierten en los mexicas.

Según el mito, Huitzilopochtli ordenó a los vagabundos para fundar una ciudad en el lugar donde iban a ver un águila devorando una serpiente se alza sobre un fruto del nopal cactus. (Se dice que Huitzilopochtli mató a su sobrino, Cópil, y arrojó su corazón en el lago. Huitzilopochtli honrado Cópil provocando un cactus que crece sobre el corazón de Cópil.) La leyenda cuenta que este es el sitio en el que los mexicas construyeron su capital de Tenochtitlan. Esta visión legendaria se representa en el escudo de armas de México .

De acuerdo con su propia historia, cuando los mexicas llegaron al Anahuac valle ( Valle de México ) alrededor del lago Texcoco, los grupos que viven allí consideraban incivilizados. Los mexicas pidieron prestado mucho de su cultura de los antiguos toltecas quienes parecen tener al menos parcialmente confundirse con la más antigua civilización de Teotihuacan . Para los aztecas, los toltecas fueron los creadores de toda la cultura: "Toltecáyotl" era sinónimo de cultura. Leyendas mexicas identificar los toltecas y el culto a Quetzalcóatl con la mítica ciudad de Tollan , que también identificaron la más antigua Teotihuacan.

Como todas las otras culturas de Mesoamérica, los aztecas jugaron una variante del juego de pelota mesoamericano , llamado tlachtli o ollamaliztli en náhuatl. El juego se juega con una bola de sólido de goma , llamado un Olli, de donde se deriva la palabra española para el caucho, hule. Los jugadores golpean la pelota con las caderas, las rodillas y los codos y tuvo que pasar la bola a través de un anillo de piedra para ganar automáticamente. La práctica del juego de pelota lleva significados religiosos y mitológicos, y también sirvió como deporte.

El sacrificio humano

El sacrificio humano, como se muestra en el Codex Magliabechiano

Mientras que el sacrificio humano fue practicado en toda Mesoamérica, los aztecas, si sus cuentas están en lo cierto, trajeron esta práctica a un nivel sin precedentes. Por ejemplo, para la nueva consagración de la gran pirámide de Tenochtitlán en 1487, los aztecas informaron que sacrificaron 84.400 prisioneros durante el transcurso de cuatro días, según los informes por Ahuitzotl , el propio Gran Orador. Este número, sin embargo, no está aceptada universalmente .

Cuentas por los tlaxcaltecas, el enemigo principal de los aztecas en el momento de la conquista española, muestran que al menos algunos de ellos consideraban un honor ser sacrificado. En una leyenda, el guerrero Tlahuicole fue liberado por los aztecas, pero finalmente regresó por su propia voluntad a morir en sacrificio ritual. Tlaxcala también practicaba el sacrificio humano de los ciudadanos aztecas capturados.

Estructuras sociales

La estructura de clases

Una pintura del Codex Mendoza mostrando Aztecas ancianos está dando intoxicantes.

La clase más alta fueron los pipiltin o nobleza. [nb 2] Originalmente, este estado no era hereditaria, aunque los hijos de pillis tenían acceso a mejores recursos y educación, así que era más fácil para que se conviertan en pillis. Más tarde, el sistema de clases tuvo en los aspectos hereditarios.

La segunda clase fueron los Macehualtin, originario campesinos. Eduardo Noguera [22] estima que en etapas posteriores sólo el 20% de la población se dedica a la agricultura y la producción de alimentos. El otro 80% de la sociedad eran guerreros, artesanos y comerciantes. Con el tiempo, la mayor parte del mācehuallis se dedicaban a las artes y la artesanía. Sus obras eran una importante fuente de ingresos para la ciudad. [23]

Esclavos o tlacotin también constituían una clase importante. Aztecas podrían convertirse en esclavos por deudas, como un castigo penal o como cautivos de guerra. Un esclavo podía tener posesiones y aun otros propios esclavos. Sin embargo, al pasar a ser un esclavo, todos los animales de la esclava y el exceso de dinero se destinaría a su comprador. Los esclavos podían comprar su libertad, y los esclavos podían ser liberados si tenían hijos con o estaban casados ​​con sus amos. Por lo general, después de la muerte del maestro, los esclavos que habían realizado servicios destacados fueron liberados. El resto de los esclavos se transmite como parte de una herencia.

Mercaderes llamados pochtecah fuera una pequeña, pero importante, de clase, ya que no sólo facilitan el comercio, sino que también comunican información vital a través del imperio y más allá de sus fronteras. A menudo eran empleados como espías.

Educación

Hasta la edad de catorce años, el universal obligatoria [ cita requerida ] La educación de los niños estaba en las manos de sus padres, pero bajo la supervisión de las autoridades de su calpulli. Parte de esta educación implicó aprender una colección de dichos, llamados huehuetlatolli ("dichos de los antiguos"), que encarna los ideales de los aztecas.

Había dos tipos de escuelas: el telpochcalli, para los estudios prácticos y militares, y el Calmecac , para el aprendizaje avanzado en la escritura, la astronomía, estadista, teología, y otras áreas.

Artes

Este ornamento ofrece un mosaico turquesa en una base de madera tallada, con conchas rojas y blancas utilizadas para la boca. Probablemente lleva en el pecho, este ornamento mide 20 por 43 cm (8 de 17 en ). Probablemente fue creado por mixtecos artesanos de un estado tributario azteca. 1400-1521, del Museo Británico [2] .

Canción y poesía fueron muy bien valorados, hubo presentaciones y concursos de poesía en la mayoría de los festivales aztecas. También hubo presentaciones dramáticas que incluyen jugadores, músicos y acróbatas.

Una cantidad notable de esta poesía sobrevive, después de haber sido recogidos en la época de la conquista. En algunos casos, la poesía se atribuye a autores individuales, como Nezahualcóyotl , tlatoani de Texcoco, y Cuacuauhtzin , Señor de Tepechpan, pero si estas atribuciones reflejan la autoría real es una cuestión de opinión. Miguel León-Portilla , un académico muy respetado azteca de México, ha declarado que es en esta poesía donde podemos encontrar el verdadero pensamiento de los aztecas, independientemente de la ideología azteca "oficial". [24]

"Poetry" estaba en xochitl en cuicatl un término que significa dual "la flor y el canto" y se divide en diferentes géneros. Yaocuicatl se dedicó a la guerra y el dios (s) de la guerra, Teocuicatl a los dioses y los mitos de creación y de adoración de dichas cifras, xochicuicatl de flores (un símbolo de sí mismo e indicativo de la naturaleza altamente metafórico de una poesía que a menudo utiliza la dualidad para transmitir múltiples capas de significado poesía). "Prosa" era tlahtolli, también con sus diferentes categorías y divisiones (Garganigo et al.).

Turquoise máscara . Mixteco-azteca. 1500-21.

La colección más importante de estos poemas es Romances de los señores de la Nueva España, conseguidas (Texcoco 1582), probablemente por Juan Bautista de Pomar . [NOTA 3] Bautista de Pomar fue el bisnieto de Nezahualcóyotl. Él hablaba náhuatl, pero fue criado como cristiano y escribió en caracteres latinos. ( See also: " Is It You? " , a short poem attributed to Netzahualcoyotl, and " Lament on the Fall of Tenochtitlan " , a short poem contained within the " Anales de Tlatelolco " manuscript. )

City-building and architecture

The capital city of the Aztec empire was Tenochtitlan , now the site of modern-day Mexico City . Built on a series of islets in Lake Texcoco , the city plan was based on a symmetrical layout that was divided into four city sections called campans . The city was interlaced with canals which were useful for transportation.

Tenochtitlan was built according to a fixed plan and centered on the ritual precinct, where the Great Pyramid of Tenochtitlan rose 50 m (164.04 ft) above the city. Houses were made of wood and loam, roofs were made of reed, [ 25 ] although pyramids, temples and palaces were generally made of stone.

Around the island, chinampa beds were used to grow foods as well as, over time, to increase the size of the island. Chinampas , misnamed "floating gardens", were long raised plant beds set upon the shallow lake bottom. They were a very efficient agricultural system and could provide up to seven crops a year. On the basis of current chinampa yields, it has been estimated that 1 hectare of chinampa would feed 20 individuals and 9,000 hectares of chinampas could feed 180,000. [ 26 ]

Anthropologist Eduardo Noguera estimates the population at 200,000 based in the house count and merging the population of Tlatelolco (once an independent city, but later became a suburb of Tenochtitlan). If one includes the surrounding islets and shores surrounding Lake Texcoco, estimates range from 300,000 to 700,000 inhabitants. [ 26 ]

Agriculture

The pre-conquest Aztecs were a society that had four main methods of agriculture. The earliest, most basic form of agriculture implemented by the Aztecs is known as “rainfall cultivation.” The Aztecs also implemented terrace agriculture in hilly areas, or areas that could not be used for level ground farming. In the valleys irrigation farming was used. Dams diverted water from natural springs to the fields. This allowed for harvests on a regular basis. The Aztecs built canal systems that were longer and much more elaborate than previous irrigation systems. They managed to divert a large portion of the Cuauhtitlan River to provide irrigation to large areas of fields. The network of canals was a very complex and intricate system.

In the swampy regions along Lake Xochimilco , the Aztecs implemented yet another method of crop cultivation. They built what are called chinampas . Chinampas are areas of raised land, created from alternating layers of mud from the bottom of the lake, and plant matter/other vegetation. These “raised beds” were separated by narrow canals, which allowed farmers to move between them by canoe. The chinampas were extremely fertile pieces of land, and yielded, on average, seven crops annually. In order to plant on them, farmers first created “seedbeds,” or reed rafts, where they planted seeds and allowed them to germinate. Once they had, they were re-planted in the chinampas. This cut the growing time down considerably.

The Aztecs are credited with domestication of the subspecies of wild turkey , Meleagris gallopavo , which is native to this region. [ 27 ]

While most of the farming occurred outside the densely populated areas, within the cities there was another method of (small scale) farming. Each family had their own garden plot where they grew maize, fruits, herbs, medicines and other important plants.

Of the various crops grown by the Aztecs, maize was the most important. Aztec diets centered on it. Maize was grown across the entire empire, in the highland terraces, valley farms and also on the chinampas. Women ground maize into a coarse meal by rubbing it with a grinding stone called a manos against a flat stone called a metate . The Aztecs made tortillas from the corn meal. Other crops that the Aztecs relied upon were avocados , beans , squashes , sweet potatoes , tomatoes , chia , amaranth and chilies . These crops were also grown everywhere. Crops that were specific to the lowland regions were cotton , fruits, cacao beans and rubber trees .

Relationship to other Mesoamerican cultures

Aztecs admired Mixtec craftsmanship so much that they imported artisans to Tenochtitlan and requested work to be done in certain Mixtec styles. The Aztecs also admired the Mixtec codices, so some of them were made to order by Mixteca for the Aztecs. In the later days, high society Aztec women started to wear Mixtec clothing, specifically the quexquemetl . It was worn over their traditional huipil , and much coveted by the women who could not afford such imported goods.

The situation was analogous in many ways to the Phoenician culture which imported and duplicated art from other cultures that they encountered.

Archaeologists usually do not have a problem differentiating between Mixtec and Aztec artifacts. However, the Mixtec made some products for "export" and that makes classification more problematic. In addition, the production of craft was an important part of the Mexica economy, and they also made pieces for "export".

Legado

"Chocolate" originates from Aztec cuisine, derived from the Nahuatl word xocolatl .

Most modern-day Mexicans (and people of Mexican descent in other countries) are mestizos , of mixed indigenous and European ancestry. During the 16th century the racial composition of Mexico began to change from one that featured distinct indigenous (Mexicas and members of the many other Mexican indigenous groups) and immigrant (mostly Spanish) populations, to the population composed primarily of mestizos that is found in modern day Mexico.

The Nahuatl language is today spoken by 1.5 million people, mostly in mountainous areas in the states of central Mexico. Local dialects of Spanish, Mexican Spanish generally, and the Spanish language worldwide have all been influenced, in varying degrees, by Nahuatl. Some Nahuatl words (most notably chocolate and tomato ) have been borrowed through Spanish into other languages around the world.

Mexico City was built on the ruins of Tenochtitlan, making it one of the oldest living cities of the Americas. Many of its districts and natural landmarks retain their original Nahuatl names. Many other cities and towns in Mexico and Central America have also retained their Nahuatl names (whether or not they were originally Mexica or even Nahuatl-speaking towns). A number of town names are hybrids of Nahuatl and Spanish.

Mexican cuisine continues to be based on and flavored by agricultural products contributed by the Mexicas/Aztecs and Mesoamerica, most of which retain some form of their original Nahuatl names. The cuisine has also become a popular part of the cuisine of the United States and other countries around the world, typically altered to suit various national tastes.

The modern Mexican flag bears the emblem of the Mexica migration story.

Historiografía

Before the development of archaeology in Mexico in the 19th century, the historians mainly interpreted the ancient written sources to reconstitute Aztec history. Archaeology allowed to reconsider and criticize some of those interpretations and contradictions between the primary sources. Now, the scholar study of aztec civilization is most often based on scientific and multidisciplinary methodologies.

A painting of Tlaloc , as shown on page 20R of Codex Rios

Aztec codices

There are few extant Aztec codices created before the conquest and these are largely ritual texts. Post-conquest codices, like Codex Mendoza or Codex Ríos , were painted by Aztec tlacuilos (codex creators), but under the control of Spanish authorities. The possibility of Spanish influence poses potential problems for those studying the post-conquest codices. Itzcoatl had the oldest hieroglyphics destroyed for political-religious reasons and Bishop Zumarraga of Mexico (1528–48) had all available texts burned for missionary reasons. [ 28 ]

The conquistadors

The accounts of the conquistadors are those of men confronted with a new civilization, which they tried to interpret according to their own culture. Cortés was the most educated, and his letters to Charles V are a valuable firsthand account. Unfortunately, one of his letters is lost and replaced by a posterior text and the others were censored prior to their publication. In any case, Cortés was not writing a dispassionate account, but letters justifying his actions and to some extent exaggerating his successes and downplaying his failures.

Bernal Díaz del Castillo accompanied Cortes, and he later wrote a book named: The Discovery and Conquest of Mexico . [ nb 4 ] In his book, Capitan Bernal Díaz del Castillo provides his account of the Conquest of Mexico, in which he describes the events leading up to the conquest of Mexico, including accounts of the human sacrifices and cannibalism that he witnessed first hand. However, Bernal Díaz wrote several decades after the fact, never learned the native languages, and did not take notes. His account is colorful, but his work is considered by historians to be erratic and exaggerated. [ citation needed ]

Although Francisco López de Gómara was Cortes' chaplain, friend, and confidant, he never visited the New World so his account is based on hearsay.

Priests and scholars

The accounts of the first priests and scholars, while reflecting their faith and their culture, are important sources. Fathers Diego Durán , Motolinia , and Mendieta wrote with their own religion in mind, Father Duran wrote trying to prove that the Aztec were one of the lost tribes of Israel. Bartolomé de las Casas wrote apologetically about the Indians, accusing the Spanish conquistadors of committing unspeakable atrocities in their subjugation of the Aztecs and other indigenous groups. Some authors tried to make a synthesis of the pre-Hispanic cultures, like "Oviedo y Herrera", Jose de Acosta , and Pedro Mártir de Anghiera . [ clarification needed ]

The most significant source about the Aztec are doubtless the manuscripts of Bernardino de Sahagún , who worked with the surviving Aztec wise men. He taught Aztec tlacuilos to write the original Nahuatl accounts using the Latin alphabet . Because of fear of the Spanish authorities, he maintained the anonymity of his informants, and wrote a heavily censored version in Spanish. Unfortunately the Nahuatl original was not fully translated until the 20th century, thus realising the extent of the censorship of the Spanish version. The original Nahuatl manuscript is known as the Florentine Codex .

Native authors

Other important sources are the work of native and mestizo authors, descendants of the upper classes. These authors include Don Fernando Alvarado Tezozómoc , Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin , Juan Bautista de Pomar , and Fernando de Alva Cortés Ixtlilxochitl . Ixtlixochitl, for example, wrote a history of Texcoco from a Christian point of view. His account of Netzahualcoyotl , an ancestor of Ixtlilxochitl's, has a strong resemblance to the story of King Solomon and portrays Netzahualcoyotl as a monotheist and a critic of human sacrifice.

Diego Muñoz Camargo (1521 – c. 1612), a Tlaxcalan mestizo , wrote the History of Tlaxcala six decades after the Spanish conquest. Some parts of his work have a strong Tlaxcala bias.

Véase también

Notas

  1. ^ By one series of estimates, the population before the time of the conquest is estimated at 19 million; by 1550, the estimated population was 4 million and by 1581 less than two million [ citation needed ]
  2. ^ singular form pilli
  3. ^ This volume was later translated into Spanish by Ángel María Garibay K. , teacher of León-Portilla, and it exists in English translation by John Bierhorst
  4. ^ Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España, Escrita por el Capitan Bernal Diaz del Castillo, uno de sus conquistadores — Published in the Spanish language by Fernandez, Editores SA Mexico City, (Published in the English language by Farrar, Straus and Cudahy in 1956 Library of Congress Catalog Number 56-5758)

Notas al pie

  1. ^ Aztec. (2012). Dictionary.com. Retrieved January 1, 2102, from link
  2. ^ a b Náhuatl: AR-Z. (nd). Vocabulario.com.mx. Retrieved August 30, 2012, form [1]
  3. ^ etymonline.com: Aztec
  4. ^ Lockhart 1992 [ page needed ]
  5. ^ Smith 1997 , p. 2
  6. ^ Campbell 1997 [ full citation needed ]
  7. ^ Miguel Leon Portilla (2000). "Aztecas, disquisiciones sobre un gentilicio". Estudios de la cultura nahuatl . p. 6.  
  8. ^ Smith 1997 , pp. 4–7
  9. ^ Smith 2001 , pp. 250–252
  10. ^ Smith 1997 , pp. 49–58
  11. ^ Smith 1997 , pp. 174–175
  12. ^ Smith 1997 , pp. 176–182
  13. ^ Smith 1984 , p. 173
  14. ^ Silent Killers of the New World
  15. ^ Motyl, Alexander J. (2001). Imperial Ends: The Decay, Collapse, and Revival of Empires . New York: Columbia University Press. pp. 13, 19–21, 32–36. ISBN 0-231-12110-5 .  
  16. ^ Berdan, et al. (1996), Aztec Imperial Strategies. Dumbarton Oaks, Washington, DC [ page needed ]
  17. ^ Smith, Michael E. (2000), Aztec City-States. In A Comparative Study of Thirty City-State Cultures, edited by Mogens Herman Hansen , pp. 581–595. The Royal Danish Academy of Sciences and Letters, Copenhagen.
  18. ^ The Codex Mendoza, edited by F. Berdan and P. Anawalt, University of California Press, 1992
  19. ^ Smith, Life in the Provinces of the Aztec empire, Scientific American, September 1997
  20. ^ (Smith, The Aztecs, 2nd edition, chapter 5)
  21. ^ Boone, 1989
  22. ^ Annals of Anthropology , UNAM, Vol. xi, 1974, p. 56
  23. ^ Sanders, William T., Settlement Patterns in Central Mexico. Handbook of Middle American Indians , 1971, vol. 3, p. 3–44.
  24. ^ León-Portilla, Broken Spears . [ page needed ]
  25. ^ "Azteken". Winkler Prins encyclopedia (8th ed. ed.). 1975.  
  26. ^ a b Eduardo Noguera (1974). "Sitios de Ocupacion de la periferia de Tenochtitlan". Anales de Antropologia,UNAM (XI ed. ed.).  
  27. ^ C. Michael Hogan. 2008. Wild turkey: Meleagris gallopavo , GlobalTwitcher.com, ed. N. Stromberg
  28. ^ Holtker, George," Studies in Comparative Religion, Vol 1/5, "The Religions of Mexico and Peru", Catholic Truth Society.

Referencias

Berdan, Frances (1982). The Aztecs of Central Mexico: An Imperial Society . Case Studies in Cultural Anthropology. New York: Holt, Rinehart & Winston . ISBN 0-03-055736-4 . OCLC 7795704 .  
Berdan, Frances F. ; Richard E. Blanton , Elizabeth Hill Boone , Mary G. Hodge, Michael E. Smith , and Emily Umberger (1996). Aztec Imperial Strategies . Washington, DC: Dumbarton Oaks Research Library and Collection . ISBN 0-88402-211-0 . OCLC 27035231 .  
Boone, Elizabeth Hill (1989). Incarnations of the Aztec Supernatural: The Image of Huitzilopochtli in Mexico and Europe . Transactions of the American Philosophical Society, vol. 79 part 2 . Philadelphia, PA: American Philosophical Society . ISBN 0-87169-792-0 . OCLC 20141678 .  
Boone, Elizabeth Hill (2000). Stories in Red and Black: Pictorial Histories of the Aztec and Mixtec . Austin: University of Texas Press . ISBN 0-292-70876-9 . OCLC 40939882 .  
Carrasco, David (1982). Quetzalcoatl and the Irony of Empire: Myths and Prophecies in the Aztec Tradition . Chicago, IL: University of Chicago Press . ISBN 0-226-09487-1 . OCLC 0226094871 .  
Carrasco, David (1999). City of Sacrifice: The Aztec Empire and the Role of Violence in Civilization . Boston, MA: Beacon Press . ISBN 0-8070-4642-6 . OCLC 41368255 .  
Carrasco, Pedro (1999) The Tenochca Empire of Ancient Mexico: The Triple Alliance of Tenochtitlan, Tetzcoco, and Tlacopan . University of Oklahoma Press. ISBN 0-8061-3144-6 .
Chimalpahin Quauhtlehuanitzin, Domingo de San Antón Muñón (1997) [c.1621]. Codex Chimalpahin, vol. 1: society and politics in Mexico Tenochtitlan, Tlatelolco, Texcoco, Culhuacan, and other Nahua altepetl in central Mexico; the Nahuatl and Spanish annals and accounts collected and recorded by don Domingo de San Antón Muñón Chimalpahin Quauhtlehuanitzin . Civilization of the American Indian series, no. 225 . Arthur JO Anderson and Susan Schroeder (eds. and trans.), Susan Schroeder (general ed.), Wayne Ruwet (manuscript ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 978-0-8061-2921-1 . OCLC 36017075 .  
Chimalpahin Quauhtlehuanitzin, Domingo de San Antón Muñón (1997) [c.1621]. Codex Chimalpahin, vol. 2: society and politics in Mexico Tenochtitlan, Tlatelolco, Texcoco, Culhuacan, and other Nahua altepetl in central Mexico; the Nahuatl and Spanish annals and accounts collected and recorded by don Domingo de San Antón Muñón Chimalpahin Quauhtlehuanitzin (continued) . Civilization of the American Indian series, no. 226 . Arthur JO Anderson and Susan Schroeder (eds. and trans.), Susan Schroeder (general ed.), Wayne Ruwet (manuscript ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 978-0-8061-2950-1 . OCLC 36017075 .  
Clendinnen, Inga (1991). Aztecs: An Interpretation . Cambridge and New York: Cambridge University Press . ISBN 0-521-40093-7 . OCLC 22451031 .  
Davies, Nigel (1973). The Aztecs: A History . London: Macmillan. ISBN 0-333-12404-9 . OCLC 805418 .  
Díaz del Castillo, Bernal (1963) [1632]. The Conquest of New Spain . Penguin Classics. JM Cohen (trans.) (6th printing (1973) ed.). Harmondsworth, England: Penguin Books . ISBN 0-14-044123-9 . OCLC 162351797 .  
Durán, Diego (1971) [1574–79]. Book of the Gods and Rites and The Ancient Calendar . Civilization of the American Indian series, no. 102 . Translated and edited by Fernando Horcasitas and Doris Heyden , with a Foreword by Miguel León-Portilla (translation of Libro de los dioses y ritos and El calendario antiguo , 1st English ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-0889-4 . OCLC 149976 .  
Durán, Diego (1994) [c.1581]. The History of the Indies of New Spain . Civilization of the American Indian series, no. 210. Doris Heyden (trans., annot., and introd.) (Translation of Historia de las Indias de Nueva-España y Islas de Tierra Firme , 1st English ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-2649-3 . OCLC 29565779 .  
Gillespie, Susan D. (1989). The Aztec Kings: the Construction of Rulership in Mexica History . Tucson: University of Arizona Press . ISBN 0-8165-1095-4 . OCLC 19353576 .  
Gillespie, Susan D. (1998). "The Aztec Triple Alliance: A Postconquest Tradition" ( PDF Reprint). In Elizabeth Hill Boone and Tom Cubbins (eds.). Native Traditions in the Postconquest World, A Symposium at Dumbarton Oaks 2nd through 4th October 1992 . Washington DC: Dumbarton Oaks Research Library and Collection . pp. 233–263. ISBN 0-88402-239-0 . OCLC 34354931 .  
Graulich, Michel (1997) Myths of Ancient Mexico . Translated by Bernard R. Ortiz de Montellano and Thelma Ortiz de Montellano. University of Oklahoma Press, Norman. ISBN 0-8061-2910-7 .
Gruzinski, Serge (1992). The Aztecs: The Rise and Fall of an Empire . New York: Harry N. Abrams. ISBN 0-8109-2821-3 .
Hassig, Ross (1985). Trade, Tribute, and Transportation: The Sixteenth-Century Political Economy of the Valley of Mexico . Civilization of the American Indian series, no. 171 . Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-1911-X . OCLC 11469622 .  
Hassig, Ross (1988). Aztec Warfare: Imperial Expansion and Political Control . Civilization of the American Indian series, no. 188 . Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-2121-1 . OCLC 17106411 .  
Hassig, Ross (1992). War and Society in Ancient Mesoamerica . Berkeley: University of California Press . ISBN 0-520-07734-2 . OCLC 25007991 .  
Hassig, Ross (2001). Tiempo, Historia, y la creencia en Azteca y Colonial Mexico. Austin: University of Texas Press . ISBN 0-292-73139-6 . OCLC 44167649 .  
Kaufman, Terrence (2001). The history of the Nawa language group from the earliest times to the sixteenth century: some initial results ( PDF ). Revised March 2001. Project for the Documentation of the Languages of Mesoamerica.  
León-Portilla, Miguel (Ed.) (1992) [1959]. The Broken Spears: The Aztec Account of the Conquest of Mexico . Ángel María Garibay K. (Nahuatl-Spanish trans.), Lysander Kemp (Spanish-English trans.), Alberto Beltran (illus.) (Expanded and updated edition ed.). Boston: Beacon Press. ISBN 0-8070-5501-8 .  
León-Portilla, Miguel (1963). Aztec Thought and Culture: A Study of the Ancient Náhuatl Mind . Civilization of the American Indian series, no. 67 . Jack Emory Davis (trans.) (translation and adaptation of: La filosofía náhuatl , 1st [1990] pbk reprint ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-2295-1 . OCLC 23373512 .  
León-Portilla, Miguel (2002). Bernardino de Sahagun, First Anthropologist . Mauricio J. Mixco (trans.) (Originally published as Bernardino de Sahagún: Pionero de la Antropología ©1999, UNAM. ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-3364-3 . OCLC 47990042 .  
Lockhart, James (1991). Nahuas and Spaniards: Postconquest Mexican History and Philology . UCLA Latin American studies vol. 76, Nahuatl studies series no. 3. Stanford and Los Angeles, CA: Stanford University Press and UCLA Latin American Center Publications. ISBN 0-8047-1953-5 . OCLC 23286637 .  
Lockhart, James (1992). The Nahuas After the Conquest: A Social and Cultural History of the Indians of Central Mexico, Sixteenth Through Eighteenth Centuries . Stanford, CA: Stanford University Press . ISBN 0-8047-1927-6 . OCLC 24283718 .  
Lockhart, James ; ed. and trans. (1993). We People Here: Nahuatl Accounts of the Conquest of Mexico . Repertorium Columbianum, vol. 1 . Berkeley: University of California Press . ISBN 0-520-07875-6 . OCLC 24703159 .   (English) (Spanish) (Nahuatl)
López Austin, Alfredo (1997). Tamoanchan, Tlalocan: Places of Mist . Mesoamerican Worlds series. translated by Bernard R. Ortiz de Montellano and Thelma Ortiz de Montellano. Niwot: University Press of Colorado . ISBN 0-87081-445-1 . OCLC 36178551 .  
López Luján, Leonardo (2005) The Offerings of the Templo Mayor of Tenochtitlan . Revised ed. Translated by Bernard R. Ortiz de Montellano and Thelma Ortiz de Montellano. University of New Mexico Press, Albuquerque. ISBN 0-8263-2958-6 .
Matos Moctezuma, Eduardo (1988). The Great Temple of the Aztecs: Treasures of Tenochtitlan . New Aspects of Antiquity series. Doris Heyden (trans.). New York: Thames & Hudson . ISBN 0-500-39024-X . OCLC 17968786 .  
Matos Moctezuma, Eduardo (1988) The Great Temple of the Aztecs . Thames and Hudson, New York. ISBN 0-500-39024-X .
Miller, Mary , y Karl Taube (1993) Los dioses y símbolos del antiguo México y los mayas: Un Diccionario Ilustrado de la religión mesoamericana.. London: Thames & Hudson . ISBN 0-500-05068-6 . OCLC 27667317 .  
Ortiz de Montellano, Bernard R. (June 1983). "Counting Skulls: Comment on the Aztec Cannibalism Theory of Harner-Harris". American Anthropologist (Arlington, VA: American Anthropological Association ) 85 (2): pp.403–406. doi : 10.1525/aa.1983.85.2.02a00130 . ISSN 0002-7294 . OCLC 1479294 .  
Ortiz de Montellano, Bernard R. (1990). Aztec Medicine, Health, and Nutrition . New Brunswick, NJ: Rutgers University Press . ISBN 0-8135-1562-9 . OCLC 20798977 .  
Prescott, William H. (1843). History of the Conquest of Mexico, with a Preliminary View of Ancient Mexican Civilization, and the Life of the Conqueror, Hernando Cortes (online reproduction, Electronic Text Center, University of Virginia Library). New York: Harper and Brothers. OCLC 2458166 .  
Restall, Matthew (2004). Seven Myths of the Spanish Conquest (1st pbk edition ed.). Oxford and New York: Oxford University Press . ISBN 0-19-517611-1 . OCLC 56695639 .  
Ruiz de Alarcón, Hernando (1984) [1629]. Treatise on the Heathen Superstitions and Customs That Today Live Among the Indians Native to This New Spain, 1629 . Civilization of the American Indian series, no. 164 . translated & edited by J. Richard Andrews and Ross Hassig (original reproduction and translation of: Tratado de las supersticiones y costumbres gentílicas que oy viven entre los indios naturales desta Nueva España , first English ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 0-8061-1832-6 . OCLC 10046127 .   (Nahuatl) (English)
Sahagún, Bernardino de (1950–82) [ca. 1540–85]. Florentine Codex: General History of the Things of New Spain , 13 vols. in 12 . vols. I-XII. Charles E. Dibble and Arthur JO Anderson (eds., trans., notes and illus.) (translation of Historia General de las Cosas de la Nueva España ed.). Santa Fe, Nuevo México y Salt Lake City: School of American Research y la Universidad de Utah Press . ISBN 0-87480-082-X . OCLC 276351 .  
Sahagún, Bernardino de (1997) [ca.1558–61]. Primeros Memoriales . Civilization of the American Indians series vol. 200 , part 2 . Thelma D. Sullivan (English trans. and paleography of Nahuatl text), with HB Nicholson , Arthur JO Anderson , Charles E. Dibble , Eloise Quiñones Keber , and Wayne Ruwet (completion, revisions, and ed.). Norman: University of Oklahoma Press . ISBN 978-0-8061-2909-9 . OCLC 35848992 .  
Schroeder, Susan (1991). Chimalpahin and the Kingdoms of Chalco . Tucson: University of Arizona Press . ISBN 0-8165-1182-9 . OCLC 21976206 .  
Smith, Michael E. (1984). "The Aztlan Migrations of Nahuatl Chronicles: Myth or History?" ( PDF online facsimile). Ethnohistory (Columbus, OH: American Society for Ethnohistory ) 31 (3): pp.153–186. doi : 10.2307/482619 . ISSN 0014-1801 . OCLC 145142543 .  
Smith, Michael E. (1997). The Aztecs (first ed.). Malden, MA: Blackwell Publishing . ISBN 0-631-23015-7 . OCLC 48579073 .  
Smith, Michael E. (May 2005). "City Size in Late Post-Classic Mesoamerica" ( PDF ). Journal of Urban History (Beverley Hills, CA: SAGE Publications ) 31 (4): pp.403–434. doi : 10.1177/0096144204274396 . ISSN 0096-1442 . OCLC 1798556 .  
Smith, Michael E. and [1] (2001). "The Archaeological Study of Empires and Imperialism in Pre-Hispanic Central Mexico". Journal of Anthropological Archaeology 20 : 245–284. doi : 10.1006/jaar.2000.0372 .  
Smith, Michael E, "Life in the Provinces of the Aztec Empire", Scientific American . PDF (538 KiB )
Soustelle, Jacques (1961). Daily Life of the Aztecs:On the Eve of the Spanish Conquest . Patrick O'Brian (Trans.). London: Phoenix Press. ISBN 1-84212-508-7 . OCLC 50217224 .  
Taube, Karl A. (1993). Aztec and Maya Myths (4th University of Texas printing ed.). Austin: University of Texas Press . ISBN 0-292-78130-X . OCLC 29124568 .  
Townsend, Richard F. (2000). The Aztecs (2nd edition, revised ed.). London: Thames & Hudson . ISBN 0-500-28132-7 . OCLC 43337963 .  
Zantwijk,Rudolph van (1985). The Aztec Arrangement: The Social History of Pre-Spanish Mexico . Norman: University of Oklahoma Press. ISBN 0-8061-1677-3 . OCLC 11261299 .  
Primary sources, available in English
Berdan, Frances F. and Patricia Reiff Anawalt (1997) The Essential Codex Mendoza . University of California Press, Berkeley. ISBN 0-520-20454-9 .
Cortés, Hernan (1987) Letters from Mexico . New Ed. edición. Translated by Anthony Pagden . Yale University Press, New Haven. ISBN 0-300-03724-4 .
Díaz del Castillo, Bernal (1963) The Conquest of New Spain . Translated by JM Cohen. Penguin, New York. ISBN 0-14-044123-9 .
Díaz, Gisele and Alan Rogers (1993) The Codex Borgia : A Full-Color Restoration of the Ancient Mexican Manuscript . Dover Publications, New York. ISBN 0-486-27569-8 .
Durán, Fray Diego (1971) Book of the Gods and Rites and The Ancient Calendar . Translated by Fernando Horcasitas and Doris Heyden. University of Oklahoma Press, Norman. ASIN B000M4OVSG. ISBN 0-8061-1201-8 (1977 Ed. edition).
Durán, Fray Diego (1994) The History of the Indies of New Spain . Translated by Doris Heyden. University of Oklahoma Press, Norman. ISBN 0-8061-2649-3 .
Garganigo et al. , (2008) Huellas de las Literaturas Hispanoamerica . 3 edition. Prentice Hall, New Jersey. (Note, this source in Spanish). ISBN 0-13-195846-1 .
Zorita, Alonso de (1963) Life and Labor in Ancient Mexico: The Brief and Summary Relation of the Lords of New Spain . Translated by Benjamin Keen. Rutgers University Press, New Brunswick. ASIN B000INWUNE. ISBN 0-8061-2679-5 (1994 paperback).

Enlaces externos